legitima-aragon

Legítima en Aragón

En este artículo vamos a tratar la legítima en el derecho foral aragonés. Responderemos a preguntas típicas como las siguientes:

  • ¿Cuál es su origen?
  • ¿Se puede desheredar un hijo en Aragón?
  • ¿Cuál es la legítima del cónyuge viudo en Aragón?
  • ¿Quiénes son los herederos legitimarios?

Para más información sobre la legítima recomendamos la lectura del artículo principal.

Como siempre hacemos, intentaremos responder a todo este tipo de cuestiones con un lenguaje claro y conciso. Empecemos.

El Código de Derecho Foral Aragonés regula la Legítima en Aragón. En el 2011 la legítima pasó de los dos tercios aplicables hasta entonces, al cincuenta por ciento que sigue vigente en la actualidad.

Características de la legítima en Aragón

El derecho foral aragonés permite al testador una mayor libertar para repartir sus bienes. Mientras en el Código Cívil la legítima supone dos tercios del caudal hereditario, en Aragón es únicamente del cincuenta por ciento del patrimonio relicto.

A esto hay que añadir, que la distribución de la misma no tiene porqué ser equitativa, pudiendo repartir los bienes de manera proporcional entre los legitimarios o no. Es posible, incluso, distribuirla de tal forma que sólo uno los herederos legitimarios reciba el 100% de la legítima.

¿Quiénes son los herederos legitimarios en aragón?

Los herederos legitimarios en Aragón son los descendientes. No se hace distinción en este caso entre descendientes provenientes del matrimonio, extramatrimoniales o adoptivos. Todos ellos tendrán los mismos derechos.

Los herederos legitimarios serán sustituidos por sus descendientes.

Distribución de la legítima en Aragón

Otra de las características del modelo de legítima aragónes es que el testador no tiene la obligación de distribuir de manera equitativa la parte de la herencia destinada a la legítima. Pudiendo repartir entre los legitimarios ese cincuenta por ciento del caudal hereditario sin ningún tipo de regulación.

Los legitimarios recibirán de manera colectiva la parte correspodiente a la legítima, pero el reparto puede ser equitativo o no serlo.

Para evitar la preterición, todos los herederos legítimos han de ser nombrados en el testamento.

 

 

 

[Total:1    Promedio:5/5]